Recostado en la cordillera central, entre cafetales y hermosos paisajes verdes, se encuentra el Quindío, que en términos numéricos aparece como el departamento más pequeño de Colombia, pero que actualmente es reconocido por propios y visitantes como uno de los departamentos más bellos y prósperos del país.

La inversión que ha hecho el gobierno en mejorar sus rutas de acceso, ha puesto a disposición de los turistas caminos en perfecto estado para recorrer el departamento sin dificultad alguna. Esto ha aumentado las cifras de visitantes durante todo el año, lo que ha desencadenado que inversores nacionales e internacionales referencien al Quindío como un lugar propicio para invertir.

Dentro de las mayores bondades que nos brinda el Quindío resaltan:

Clima perfecto: La variedad de sus suelos y cambios climáticos lo hacen un lugar perfecto para la producción agrícola de excelente calidad. Adicional, permite mantener un paisaje verde y despejado la mayor parte del tiempo.

Deportes de todo tipo: La actividades físicas sencillas como caminatas, ciclismo o trote son las preferidas de los residentes. Y si hablamos de deportes un poco más extremos también existe la posibilidad de hacer Canopy, cabalgata, balsaje, kayak, juegos de cuerdas altas y parapente, lo que permite una gran variedad para los deportistas.

Diversidad de parques temáticos: Pionero en el desarrollo de estos complejos turísticos, el departamento del Quindío concentra gran parte de su potencial en la visita a estos parques, dentro de las cuales encontramos; Parque del Café, el parque Nacional de la Cultura Agropecuaria Panaca, Jardín Botánico del Quindío, el parque Recorrido de la Cultura Cafetera Recuca, entre otros.

Lugares propicios para Congresos y eventos de todo tipo: El Quindío dispone de hermosas instalaciones y excelente logística, tanto en su capital como en sus departamentos, para la realización de eventos de todo tipo. El preferido por todos, actualmente, es El Centro Metropolitano de Convenciones que posee una capacidad de 1400 asistentes en sofisticadas instalaciones.

Todo esto, sin dejar de lado la gastronomía cafetera y su gente amable que hace el paso por esta región mucho más agradable.

Por: Estefanía Cañón Otalvaro

×

¡Hola!

Estoy para servirte y hacer realidad tu sueños, escríbeme y con gusto te asesoraré.

× ¿Puedo ayudarte?